Inicio

Productos

Tienda

Artículos de interés

Servicios

¿Qué es EduSalud?

Contacto

18/04/17

Efecto yoyo en la perdida de peso pone en riesgo al corazón

Según los resultados de un nuevo estudio los cambios en el peso corporal, ganancia y pérdida frecuentes en los pacientes con enfermedad coronaria, son un factor de riesgo independiente para eventos cardiovasculares y muerte.

 

Cuanto más grande es el cambio de peso, mayor es el riesgo, escriben los autores, liderados por el Dr. Sripal Bangalore (New York University School of Medicine, Ciudad de Nueva York, Estados Unidos).

 

El estudio fue publicado en versión electrónica el 6 de abril de 2017 en The New England Journal of Medicine. “Este estudio permitió identificar de manera consistente un vínculo de asociación entre el cambio de peso se confirmó como un factor de riesgo cardiovascular y muerte, independiente de las variables por medio de las que se realizaba el ajuste”, comentó el Dr. Bangalore a Medscape.

 

Según el informe, cuando se compararon los individuos del quintul inferior (cambios de (variabilidad de cambio promedio ≤ 1 kg), se observó que aquellos dentro del quintil de mayor cambio (promedio de 3,85 kg) incrementaron todos los riesgos cardiovasculares evaluados: eventos coronarios (64%), eventos cardiovasculares (85%), infarto de miocardio (117%), accidente cerebrovascular (136%) y mortalidad (124%).

 

“Se encontró que los cambios de peso eran desfavorables, particularmente en los pacientes con antecedente de obesidad”, agregó el Dr. Bangalore.

 

Además, la variabilidad del peso se vinculó al desarrollo de diabetes en los pacientes con enfermedad coronaria. Los investigadores hallaron que al comparar a los pacientes con los mayores y menores cambios del peso, el riesgo de desarrollar diabetes fue 78% mayor en los que cambió más el peso. Este hallazgo fue independiente de los factores de riesgo tradicionales.

 

“Esta puede ser una de las razones por las que los pacientes tienen peores pronósticos, si su peso tiende a cambiar mucho”, explicó el Dr. Bangalore. “Los pacientes fueron más propensos a desarrollar diabetes, enfermedad que en sí es un factor de riesgo para eventos cardiovasculares”.

 

Los autores analizaron la información del estudio Tratando Nuevos Objetivos del año 2005, el cual incluyó a 10.001 individuos estables, con antecedente de infarto de miocardio, enfermedad coronaria documentada, o revascularización coronaria previa. Según lo reportado por Medscape, los pacientes asignados de manera aleatoria a atorvastatina, 80 mg/día o 10 mg/día, presentaron reducciones pronunciadas de los niveles de colesterol LDL y reducciones significativas de los eventos cardiovasculares, particularmente del infarto de miocardio no mortal en los siguientes 5 años.

 

Consulta el artículo original en la siguiente dirección:

http://espanol.medscape.com/verarticulo/5901412