Inicio

Productos

Tienda

Artículos de interés

Servicios

¿Qué es EduSalud?

Contacto

22/04/17

Corazón sano igual a mente sana

Tener un corazón sano en la mediana edad podría proteger a su cerebro en el futuro, expertos afirman que se debe empezar a tener hábitos saludables para el corazón cuanto antes, para evitar enfermedades mentales al envejecer.

 

El envejecimiento saludable del cerebro depende de la salud de su corazón y de sus vasos sanguíneos cuando es más joven, según un estudio reciente.

 

Las personas con factores de riesgo de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares (AVC) en la mediana edad son más propensas a tener niveles altos de amiloideas, una proteína pegajosa que es conocida por crear agrupaciones y formar placas en el cerebro de las personas con Alzheimer, señalaron los investigadores.

 

Los escáneres de IRM revelaron que en el cerebro de las personas de edad avanzada que fumaban, tenían hipertensión, eran obesas, diabéticas o tenían un nivel de colesterol alto había depósitos de amiloideas de mayor tamaño cuando estaban en la mediana edad, según la investigadora principal, la Dra. Rebecca Gottesman, profesora asistente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

 

Todos estos factores de riesgo pueden afectar a la salud de los vasos sanguíneos de una persona, lo que por otra parte se conoce como salud vascular, y llevar a un endurecimiento de las arterias y otros trastornos.

 

Dos o más factores de riesgo casi triplicaron el riesgo de una persona de tener grandes depósitos de amiloideas. Un factor de riesgo por sí solo aumentó la probabilidad de la creación de depósitos de amiloideas en un 88 por ciento, según el estudio.

 

La obesidad en particular destacó como un factor de riesgo potente, y por sí misma duplicó el riesgo de una persona de tener un nivel alto de amiloideas en el futuro, afirmó Steven Austad, catedrático de biología del envejecimiento y la evolución de las historias de la vida en la Universidad de Alabama, en Birmingham.

 

"Por lo que se refiere a un factor de riesgo por sí solo, ese resultó ser el más importante, lo que es interesante", dijo Austad. "Hace 20 años la obesidad no era el problema que es ahora, lo que sugiere que dentro de 20 años las cosas pueden estar considerablemente peor".

 

Gottesman y sus colaboradores examinaron los datos de casi 350 personas cuya salud cardiaca había recibido un seguimiento desde 1987 como parte de un estudio en proceso. La edad promedio de los participantes del estudio era de 52 años al comienzo del estudio. El 60 por ciento eran mujeres, y el 43 por ciento eran personas negras. El tiempo de seguimiento promedio fue de casi 24 años.

 

Los investigadores descubrieron un vínculo entre los factores de riesgo cardiaco y la presencia de amiloideas en el cerebro. La relación no varió en función de la raza o de los factores de riesgo genéticos conocidos de Alzheimer.

 

 

 

Consulta el artículo original en la siguiente dirección:

https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_164619.html