Inicio

Productos

Tienda

Artículos de interés

Servicios

¿Qué es EduSalud?

Contacto

31/05/17

Cambiar cerveza y refrescos por agua reduce el riesgo de desarrollar obesidad

Un reciente estudio español encontró que beber agua en lugar de cerveza o refrescos disminuye el riesgo de desarrollar obesidad, condición que médicamente se relaciona con la aparición y desarrollo de enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, entre otras afecciones.

 

Si tienes como objetivo bajar de peso o adoptar un estilo de vida más saludable, seguramente más de una persona te ha dicho que comiences a beber mucha agua. Pues lo mejor será que sigas sus recomendaciones, pues tienen razón.

 

Un reciente estudio español encontró que beber agua en lugar de cerveza o refrescos disminuye el riesgo de desarrollar obesidad, condición que médicamente se relaciona con la aparición y desarrollo de enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2, entre otras afecciones.

 

De acuerdo con la investigación, que tuvo una duración de 8 años y medio, elegir un vaso de agua en lugar de una cerveza o un refresco endulzado con azúcar por lo menos una vez al día, puede reducir el riesgo de desarrollar obesidad.

-En el caso de la cerveza, cambiarla por un vaso de agua cada día, se relacionó con un riesgo de 20% menor de desarrollar obesidad.

-En los refrescos endulzados con azúcar, cambiarlos por agua cada día se asoció con un riesgo 15% más bajo de presentar obesidad más adelante en la vida.

 

Además, indicaron los investigadores -liderados por Ujué Fresán, profesional del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, España-, las personas que durante el estudio sustituyeron la cerveza experimentaron un ligero descenso en su peso corporal (cerca de un tercio de kilogramo) a lo largo de 4 años.

 

Por otra parte, los investigadores también hallaron que reemplazar otro tipo de bebidas no redujo el riesgo de obesidad. Estas son: leche entera, leche semidesnatada, leche desnatada, vino, licores, café, jugo de naranja y otros jugos.

“Dado que la obesidad conlleva un riesgo más alto de desarrollo de otras enfermedades como la diabetes o la enfermedad cardiovascular, los posibles efectos de sustituir estas bebidas por el agua es un objetivo importante a tener en cuenta”, expresó el equipo de investigadores.

 

Si acostumbras beber cerveza o refrescos todos los días, opta por paulatinamente irlos cambiando por agua natural. Es una costumbre que beneficiará tu salud y la de tu familia a largo plazo.

 

 

Consulta el artículo original en la siguiente dirección:

https://www.clikisalud.net/cambiar-cerveza-y-refrescos-por-agua-reduce-el-riesgo-de-desarrollar-obesidad/